Endometriosis

endometriosis

Endometriosis

 

Por Irina Dancourt López

Doula, Naturópata y masajista

Se define endometriosis al proceso fisiológico de migración del tejido endometriósico a otras zonas del
organismo (ovarios, colon, tejido muscular etc.), donde se produce un sangrado al mismo tiempo que en el útero. Este sangrado es comúnmente llamado regla y al crearse fuera del útero provoca muchos problemas sobre todo dolor y adherencias. Se conoce poco de esta enfermedad pero lo sufren un 20% de la población femenina. En su mayoría se tarda años en ser diagnosticada y cuando lo hacen el pronóstico no suele ser muy positivo; los sintomas normalmente son dolores de la zona pélvica, posibles operaciones, infertilidad, dificultades en las relaciones sexuales y un etc de posibles síntomas en relación a este ‘raro’ proceso fisiológico del cual no se sabe el origen.
Esta es la definición que podemos encontrar en muchos portales de internet pero hoy voy a contar mi
experiencia personal:
Mi relación con la menstruación comenzó muy pronto, a los 9 años ya tenia sangrados abundantes y duraderos.
Por supuesto, en cuanto cumplí los 14 me indicaron tomar la píldora anticonceptiva para mitigar los
síntomas ya que apenas podía ir al instituto cuando tenía la regla. El tratamiento me sentó fatal, mucho
dolor, muy mal humor y cogí muchos kilos. Esto me obligó hacer cambios en la alimentación desde una
intuición temprana o quizás desesperada.
Recuerdo esa época como muy dura, ya que tenia que combinar mi vida de niña  con esos procesos de dolor, vómitos, desmayos, problemas para ir al servicio etc…
Siempre intuí que algo no iba bien, pero no fue hasta los 24 años que no me dieron un
diagnóstico claro: tenía un quiste endometriósico que además era irreversible y tenía que operarme
cuanto antes. Ningún ginecólogo me había hablado de endometriosis hasta ese momento.
Mi operación, al contrario de lo que pensaba, fue una liberación. Me ayudó a entender que tenia muchos
cambios que hacer. Pero sobre todo, nombrarlo. Nombrar todo ese proceso que siempre viví como un
dolor extremo acompañados de mareos y espectáculos de desmayos en el metro o trabajo. Esas bajas laborales por
‘’virus estomacales’’… esos días de dolores inexplicables…. El dolor… esa sensación corporal que
parecía parte de mi vida diaria. La operación me hizo entender el dolor y a manejarlo. Me ayudó a
encontrar herramientas nuevas:

  • estar atenta a las sensaciones corporales para prevenir y manejar el dolor lo mejor posible.
  • El deporte ha sido un antes y un después en mis dolores, practicarlo, incluso en los días de regla me parecía imposible y desde hace unos años, el día que tengo mi primer sangrado ya me atrevo a ir a una clase de capoeria… y sí, la capoeira es un deporte fuerte e intenso, y puedo hacerlo!
  • La alimentación es otro pilar, otra medicina ante este proceso fisiológico sin explicación alguna. Es herramienta muy importante en cualquier enfermedad pero sobre todo en la endometriosis que es para escribir otro post…
  • La meditación y terapias de relajación son otros caminos importantes para aprender a manejar el dolor, para ayudar a nuestro organismo a bajar las hormonas del estrés que se han visto que están relacionadas con la inflamación y la endometriosis.
  • Una sexualidad plena, aprender a jugar desde otros lados puede ser igual o mas placentero cuando hay dolor. Un sexo con amor puede ser la mejor píldora contra el dolor.

Quizás por todas estas razones mi trabajo está en relación a la mujer y sus etapas. Quizás por esto decidí estudiar Naturopatía, Doula, Medicina Tibetana, Masaje Terapéutico…
Esta es mi experiencia resumida, aunque podría contar mucho más… pero antes me encantaría escuchar a otras mujeres que hayan pasado por lo mismo. ¿ compartes tu historia conmigo?

No Comments

Post A Comment