Masaje shantala en bebés

Durante los primeros meses de vida podemos encontrar multitud de factores que pueden afectar a nuestros bebés: acaban de salir del útero de la mamá – un lugar caliente, seguro y lleno de paz-, el proceso del parto, la nueva alimentación, las visitas… Por ello no es de extrañar que estas pequeñas personas tengan momentos del día en el que digan “basta”, lloren, se enfaden y griten su rabia y frustración.

Los bebés van acumulando estrés a lo largo del día y necesitan sacarlo para poder dormir. El llanto del bebé remueve, sobre todo cuando se prolonga en el tiempo y no sabemos qué le sucede. Con el tiempo iremos conociéndolo y sabremos detectar mejor los motivos de su llanto, pero los primeros meses resulta muy confuso y en ocasiones angustioso.

974360_10152458473149461_633389941_n

Leo, mi hijo, solía tener estos ratitos de llanto inconsolable por las tardes, pero empecé a practicar con él el masaje shantala y aunque todavía seguía teniendo algún ratito de esos, sobre todo si el día había sido un poco movido, eran mucho menos frecuentes e intensos.

Le preparaba yo misma los aceites para el masaje, así estaba tranquila de no estar dándole en la piel algo dañino y le hacía aceites exclusivos para él.

A pesar de los diferentes motivos por los que puede estar molesto nuestro bebé, ya sea por necesidad de contacto, sueño, gases, cólicos…el masaje shantala ayuda a tranquilizarle, y consigue que llegue a la hora de dormir mucho más relajado.

No Comments

Post A Comment