alimentacion fertilidad

Receta para la fertilidad

La alimentación es la base de nuestra salud y por ello de nuestra fertilidad. Nuestro cuerpo necesita sentir que estamos sanos, y nuestra hipófisis, que es la encargada del funcionamiento correcto de nuestro sistema reproductor necesita tener unos niveles estables de glucosa en sangre, mucha calma y un correcto aporte de nutrientes.  Así que qué mejor alimento para ello que la quínoa, una semilla de una hierba procedente de los Andes, pero que se compara con los cereales por su composición y forma de cocinarlo, muy rica en vitaminas del grupo B, C y E.

La vitamina E también conocida como tocoferol, que significa la vitamina que te lleva al embarazo, estimula la hipófisis para la producción hormonal. Para que los hombres hagan testosterona y las mujeres FSH, para madurar los ovocitos. También es muy rica en lisina, un aminoácido importantísimo en la fertilidad, ya que interviene en la producción de hormonas y mejora la movilidad de los espermatozoides, tiamina, rivoflavina y una alto contenido en minerales como fosforo, hierro, potasio, magnesio y calcio. El magnesio es el mineral de la relajación, importantísimo para que la producción de serotonina y endorfinas.

Además, esta receta lleva aguacates, una fuente excepcional de grasas omega 3 y omega 6, y además contiene vitaminas E y B, betacartotenos, que ayudan en la implantación,  cobre y potasio. Como la vitamina E es sensible al calor mejor consumirla en crudo, como en estos aguacates.

La cebolla contiene vitamina C, que es antioxidante y mantiene el ADN de las células intacto. Muy importantes para las dos células implicadas en la fecundación: El óvulo y el esperma. Para los hombres esto es muy importante porque fabrican el esperma cada 3 meses, sin embargo las mujeres no, ya que nacemos con todos los óvulos. Además, la carencia de vitamina C hace que los espermatozoides se aglutinen. Por lo que tener un bien aporte de vitamina C  puede mejorar la calidad de los espermatozoides.

Los orejones de albaricoque contribuyen a la fertilidad por su vitamina C y beta-caroteno. También aportan magnesio, hierro, cobre, potasio y silicio.

El cilantro es un buen depurador del hígado, y esto es esencial para la fertilidad, ya que necesitamos que el hígado funcione correctamente y no esté demasiado ocupado en limpiar otras sustancias para que pueda hacer el reciclaje hormonal correctamente.

El aceite de oliva, que sea ecológico y muy importante primera presión en frío, para que el calor no modifique la estructura de los acidos grasos ni destruya la vitamina E, ya que la vitamina E y los ácidos grasos esenciales son sensibles a la luz y al calor. Por lo que además sería conveniente que este aceite fuese en una botella de cristal opaca. Los ácidos grasos son la materia prima de la hipófisis y transportan hormonas, por lo que serán también de gran utilidad. Pero siempre sin tostar para que el cuerpo los reconozca y no los acumule.

La sal marina sin refinar. No hace falta que compremos una sal del Himalaya. No hace falta irse tan lejos. Nos aportará muchos minerales que la sal refinada que normalmente nos venden no tiene, ya que es solo cloruro sódico.

 

TIMBAL  DE QUINOA Y AGUACATE

Ingredientes:

2 aguacates

1 cebolla pequeña

1 taza de quinoa

Uvas pasas o ciruelas pasas

1cucharada de orejones

cilantro molido

comino molido

pimentón dulce

1 limón

aceite

sal

pimienta

 

Preparación:

Hidratamos las pasas y los orejones en agua caliente unos 5 minutos. Escurrimos y reservamos.

Cocemos la quinoa

Preparamos el aliño con el aceite, la sal, las especias, una cucharadita de ralladura de limón y una cucharada de su zumo.

Pelamos los aguacates y los cortamos en trozos pequeños y mezclamos con el  aliño

Añadimos un poquito de aliño a la quinoa, la cebolla, las pasas y los orejones cada uno por separado.

Colocamos un anillo o molde que se pueda abrir o quitar el fondo y colocamos una capa de unos 3 dedos de quinoa, un poquito de cebolla y orejones y pasas ( como de un dedo de grosor), y por último una capa de aguacate de un dedo. Podemos decorar con sésamo negro.

Se desmolda y listo!

No Comments

Post A Comment