“Yoga para dos” para la fertilidad

 

Entre las herramientas para acompañaros en el camino a la fertilidad está el yoga.

El yoga, practicado individualmente, comprende un conjunto de técnicas que permiten alcanzar un estado de bienestar. Así que si lo realizamos en pareja, obtenemos ese mismo estado en nuestra relación con la otra persona. Nuestra sensibilidad aumenta, nos une con el otro. Nos permite eliminar los obstáculos que nos impiden ser conscientes de nuestra propia naturaleza y este es un paso muy importante para una buena salud reproductiva. Encontrarnos compensados y concentrados en el objetivo que queremos. Además, mejora nuestra respiración, nuestra concentración, nuestra condición física, nuestro flujo de energía, nuestra salud en general, tanto física como mental y espiritual.

Hoy en día, debido al ritmo de vida que llevamos, sobretodo en grandes ciudades como Madrid, tenemos integradas algunas prácticas en nuestro día a día nada favorables para nuestra salud reproductiva: una mala alimentación, las prisas, poco ejercicio físico, falta de sueño, estrés… Son cosas que poco a poco van afectando a nuestra salud, provocando desequilibrios internos, que hacen que nuestro sistema hormonal no esté bien regulado. La práctica de yoga puede reducir el estrés y equilibrar este sistema neuro-hormonal, lo cual, acompañado de determinadas posturas que contribuyen a regular el sistema reproductor de hombres y mujeres.

El yoga activa la circulación de zonas como cadera, pelvis, genitales y periné; y trabaja su energía, purificando este área sagrada preparándola para la llegada del bebé esperado. Y el yoga en pareja potencia la confianza, la comunicación y la paciencia, valores imprescindibles para la espera de ese bebé-

El yoga es mucho más que asanas, desde Pequeños Maestros y de la mano de Pedro Arce Cifuentes, director de la Asociación internacional de yoga y ayurveda, queremos ofreceros un espacio a las parejas donde poder compartir vuestras emociones, practicar yoga juntos y en intimidad, despertando una nueva percepción de uno mismo y del otro. Las visualizaciones, afirmaciones o respiraciones son herramientas que nos permitirán llegar a otros lugares de nuestra mente, a lugares más profundos, a ser más conscientes de nuestro interior.

Realizaremos sesiones personalizadas para cada pareja, potenciando así la complicidad, la risa, el juego, y poder trabajar de forma más íntima y confiada.

 

Deja un comentario