El 8 de Marzo - Pequeños maestros
23737
post-template-default,single,single-post,postid-23737,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_non_responsive
8 marzo

El 8 de Marzo

Mi cachorra, me encantaría poder contarte que hace ya tiempo que no hace falta un día como el de hoy, pero no es así. El 8 de marzo ha estado siempre en mi agenda y no porque el resto del año se me olvide la lucha por la igualdad, sino porque es un día que te impulsa.
Ves que hay muchas personas que quieren otro mundo diferente. Es un día que nos impulsa para el resto del año porque gritamos a los 4 vientos que si nosotras paramos el mundo se para. Porque somos más de la mitad de este planeta y porque no nos pueden hacer invisibles.
Llevo muchos años sin faltar a la manifestación del 8 de marzo, gritando a una con mi manada, que ese día te das cuenta que es más grande de  lo que pensabas.
Algunos años tocando y dejándome el cuerpo entero para que sonase muy fuerte, otro años empezando en la terraza del círculo de Bellas artes para ir viendo como llegaba una marea morada por cada calle, parada, en movimiento, dentro, fuera y el año pasado contigo en mi vientre.
Siempre con conversaciones de un futuro mejor, que la lucha es por nosotras y por nuestras hijas y nietas.
Para que a ti, mi amor, no te hagan dudar de que podrás saltar y correr tanto o más que los chicos, para que puedas volver de noche a casa sin miedo,  que a la hora de tener un trabajo no te topes con techos de cristal si lo que quieres es crecer dentro de la empresa, para que no cuestionen tu palabra por ser mujer, porque no es no y no hace falta explicarlo.Para que tú, mi niña, si decides ser madre tires de mi cómo abuela porque quieres mi amor para tus hijos e hijas y no porque te haga falta para que puedas conciliar.
Son muchas cosas las que cambiar y hoy nos íbamos a la manifestación juntas, pero no ha podido ser porque estás malita. Así que nos vestimos de morado como símbolo que desde casa vamos a estar con todas esas mujeres. Tejiendo, creando, creciendo, gritando, conquistando, bailando, sanando, aullando y generando toda la oxitocina del mundo para cambiar las cosas. Por mi, por ti, por ellas, por todas. Por las próximas 7 generaciones.
No Comments

Post A Comment