Las expectativas y el parto - Pequeños maestros
23757
post-template-default,single,single-post,postid-23757,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_non_responsive
doula parto

Las expectativas y el parto

Paloma Ortiz y Lara Marín
Doulas y Fundadoras de Pequeños Maestros
Queremos contaros una cosa que nos pasa mucho como doulas y es que a la hora de acompañar partos e incluso en nuestra formación nos encontramos con mujeres que han disfrutado de su parto, y aún así te dicen la frase de” pero al final no me aguanté y me puse la epidural…” Y  sienten como que han fallado por no haber hecho un parto natural.  Y sienten que el suyo es de aprobado pero no está de 10.
Y es que todos los partos son de 10. Mejor dicho todos los partos respetados son de 10.
Puedes tener un parto que acabe en una cesárea porque se necesita para que ese bebé y esa mamá estén bien y es un parto 10. Puedes tener un parto con epidural y es de 10. Puedes tener un parto con forceps y es de 10.
El poder de los partos no está en si son naturales 100% o no. El poder de los partos están en que sean partos respetados, donde los profesionales cuenten, expliquen  y acompañen a las madres y a las parejas con el parto que les ha tocado vivir.
Y que las mamás acompañen con epidural, sin ella, con forceps, con ventosa, con cesárea a su bebé en el trabajo de parto hasta que lo tenga en sus brazos. Muchas veces la epidural llega en un momento en el que la mamá necesita un descanso para continuar, o necesita relajarse para poder soltar y dilatar. Y eso no es ni mejor ni peor. Es simplemente una forma más.
Lo verdaderamente importante es que esa mamá y/o esa familia esté segura, confiada, con información.. Por supuesto, que todo eso no te asegura tener tu parto esperado, pero ayuda. La llegada de ese bebé corresponde al Misterio, la naturaleza, Dios, o como quieras llamarlo, y por supuesto a que el personal sanitario si todo está dentro de los parámetros normales, esté dispuesto a esperar los tiempos necesarios, que respeten tus decisiones, que te traten de forma amable y sin juicio ( por eso en caso de parir en un hospital, es importante ver el protocolo que tienen).
El hecho de ir preparada hace que puedas aceptar el parto que te ha tocado vivir, que lo llenes de amor, de ilusión y coherencia.
Y que no dejes solo a ese bebé, que abraces cada parte del proceso independientemente de la elección que hagas, y de lo que la vida te traiga.
No Comments

Post A Comment